Páginas vistas en total

martes, 11 de octubre de 2011

Fotovoltaica - Nuevo avance para conseguir células solares más baratas - Investigadores de la Universidad de Surrey (Inglaterra) han informado sobre la consecución de una novedosa ruta para aumentar la eficiencia de las células solares mediante el uso de nanotubos, diminutas estructuras que tienen una diezmilésima parte del grosor del cabello humano.


Viernes, 07 de octubre de 2011
Investigadores de la Universidad de Surrey (Inglaterra) han informado sobre la consecución de una novedosa ruta para aumentar la eficiencia de las células solares mediante el uso de nanotubos, diminutas estructuras que tienen una diezmilésima parte del grosor del cabello humano.
Nuevo avance para conseguir células solares más baratas
Los nanotubos de carbono son láminas enrolladas de átomos de carbono con una estructura en forma de panal que normalmente tienen un diámetro de una cienmilésima parte de un milímetro. Las estructuras simples o multicapas de los nanotubos de carbono poseen unas extraordinarias propiedades físicas, químicas y electrónicas. Su conductividad es mejor que la de cualquier otro material conocido compuesto únicamente por un elemento, incluyendo el cobre, y su conductividad térmica es mejor que la del diamante, además de tener una extraordinaria resistencia mecánica, superando a la del acero de alta resistencia.


Los expertos del Instituto de Tecnología Avanzada (ATI) de la Universidad de Surrey han encontrado una manera de mejorar la fotocorriente de las células solares de materiales orgánicos, a través de la utilización de estos nanotubos de carbono multicapas. "Este trabajo tiene el potencial de poder desarrollar módulos de energía renovable imprimibles y flexibles, a un bajo coste y con un ligero peso", señaló la ATI. En declaraciones a la revista Advanced Materials, indicaron cómo a través de la incorporación de nanotubos en una mezcla de materiales orgánicos donantes-receptadores de carga ultradelgada, se ayudaría a mejorar significativamente la transferencia de carga fotogenerada desde la célula solar al circuito eléctrico.


El catedrático Ravi Silva, Director de la ATI y coautor, señaló que la incorporación de nanotubos de carbono en la estructura tradicional de las células solares orgánicas de triple unión permite que se extraigan más cargas de la célula, aumentando con ello la (entrega de) potencia a la carga.


"El principal obstáculo de este enfoque ha sido los efectos nocivos asociados con la incorporación de los nanotubos. Hemos adoptado un método para alterar el tubo exterior de los nanotubos multicapas, de modo que se puedan mezclar en los materiales orgánicos a través de disolventes", explicó.

La investigadora jefe, Damitah Adikaari agregó: "Este método se puede adaptar a un gran número de sistemas similares, y permitiría una mayor libertad de diseño para las células solares imprimibles y flexibles en grandes superficies, lo que conllevaría una reducción de costes".

La técnica también se puede utilizar para diodos orgánicos emisores de luz y en otros sistemas fotónicos. El proveedor de energía E.ON ha patrocinado la investigación.

No hay comentarios: